Diez rincones imprescindibles para conocer mejor Valencia (aunque estén fuera de la ciudad)

99cosas_silos

Compartir

Durante muchos siglos, Valencia fue ese núcleo de población que quedaba enmarcado por el cauce del río Turia y encerrado entre murallas. Ahora –seco el río y derribadas las murallas- la ciudad se ha pertrechado de nuevos límites: un nuevo cauce le sirve de frontera por el sur, un anillo de tráfico y asfalto la rodea por el oeste y hacia el norte, las acequias de la huerta valenciana son como líneas divisorias entre la capital y el resto del territorio.

Estas barreras, más psicológicas que físicas, impiden a muchos de los habitantes de la ciudad salir a descubrir aquello que les queda más cerca. Y es una lástima, porque el anillo metropolitano guarda rincones con encanto y pequeños tesoros de nuestro patrimonio que bien vale la pena conocer.

Siguiendo un trazado circular que rodee Valencia desde Alboraia hasta el Saler, vamos a recorrer una ruta con diez paradas para dejarse sorprender por las periferias de la ciudad.

1. ALBORAIA. La Alquería El Machistre

En plena huerta de Alboraia se levanta una alquería, blanca, con su ermita, una torre de origen árabe y en su interior, el Museo de la Horchata y la Chufa. El Machistre, que así se llama, bien vale una visita tanto para desconectar del bullicio de la ciudad como para conocer los secretos de la historia y la elaboración de esta bebida tan nuestra.

2. GODELLA. El Museo Alfaro Hofmann

Tras las puertas de una nave en un polígono industrial de Godella se esconde el Museo Alfaro Hofmann que acoge, no solo de las obras del escultor valenciano, algunas de enorme tamaño, sino también una colección de electrodomésticos que muestra la evolución del diseño a lo largo de todo el siglo XX. Todo un tesoro del que solo los más curiosos consiguen disfrutar.

3. BURJASSOT. Los silos

Quienes se acercan a Burjassot por primera vez quizás no consigan imaginar que bajo la enorme explanada de piedra de la que sobresalen unos curiosos bultos de forma semicircular se encuentra un almacén para el grano.

Estos silos se construyeron a finales del siglo XVI para guardar el trigo que había de abastecer a la ciudad de Valencia. Se puede visitar su interior.

4. PATERNA. Les coves del Batà

Como Burjassot, Paterna también tiene parte de su patrimonio escondido bajo el suelo. En este caso no se trata de un almacén sino de viviendas. Les coves del Batà es el nombre con el que se conoce a este conjunto de construcciones semi subterráneas que sirvieron de hogar a varias familias. Ahora albergan una interesante colección etnológica.

5. QUART DE POBLET. La ruta del agua

Para redescubrir la importancia del agua en la huerta de Valencia, en Quart de Poblet se puede pasear junto a un tramo de la acequia de Mislata, visitar la cisterna medieval, el azud que reparte las aguas del Turia a las acequias de Rascanya, Rovella y Favara y el molino hidráulico harinero del Real.

6. MANISES. El Museo de Cerámica

El Museo de Cerámica de Manises, con más de 5.000 piezas que muestran la importancia del trabajo de la cerámica en esta localidad desde el siglo XIV hasta la actualidad, nos recuerda que Manises no es sólo el aeropuerto de la ciudad. Allí también podremos ver una de las portadas góticas del desaparecido palacio valenciano de Mosén Sorell.

7. ALAQUÀS. Castillo

En pleno centro de Alaquàs se alza un imponente castillo del siglo XVI. Desde fuera se diría que es una fortaleza pero su interior desvela unos usos más palaciegos: artesonados de madera, azulejos en los suelos, puertas de delicadas tallas y un bonito patio, de arcos ojivales.

8. ALFAFAR. Sindicato Arrocero

La historia de Alfafar ha estado muy ligada al arroz. Aquí el Sindicato Arrocero construyó su sede, en los años veinte: un edificio de estilo rococó y afrancesado, con grandes ventanales que en su momento debía causar impresión comparado con la sencillez del resto de construcciones de la localidad. Visitarlo puede ser la excusa perfecta para hacer una escapada gastronómica a la cuna del arroz.

9. CATARROJA. Puerto

El Puerto de Catarroja es uno de los principales accesos a la Albufera. Desde el pintoresco embarcadero parte una ruta que cruza los arrozales hacia el Tancat de la Pipa, en la desembocadura del barranco de Chiva. Un recorrido ideal para observar desde dentro la flora y la fauna del parque Natural de la Albufera.

10. EL SALER. Batería republicana

Para cerrar este itinerario, qué mejor que acercarse a disfrutar de las playas del Saler. Además de sus dunas de arena fina podremos ver los restos de una de las torres de las tres baterías antiaéreas que mandó construir el republicano general Miaja para defender Valencia de un posible desembarco franquista.

Con esta breve selección pretendemos despertar la curiosidad de nuestro amigo Andrew y animarle a salir de los límites de la ciudad, aunque el objetivo de este cercano viaje sea conocer Valencia todavía mejor.

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Lee la historia del escocés que quiso convertirse en valenciano y descubre algunos de sus retos:

El escocés que nos retó a encontrar 99 cosas que hacer en Valencia (además de subir al Micalet)

El edificio de Valencia que causa admiración entre propios y extraños por una cualidad invisible

El misterioso rey que gobernó durante solo 100 años a la Valencia más lasciva

Un viaje hasta el lugar (no tan lejano) donde Valencia termina de forma súbita

Dos manjares históricos de la Albufera de Valencia que no todos se atreven (o se atrevieron) a probar

El cine de Valencia en el que podrás dejarte llevar por la nostalgia y disfrutar como se hacía antes

15 fotos de las entrañas del lugar donde puedes vivir las Fallas todo el año

Oficios medievales que dan nombre a siete calles de Valencia y que te costará identificar

5 de los monumentos más insólitos que ocupan las calles de Valencia

Los conflictos que separaban a algunos de los enemigos íntimos más famosos de la historia de Valencia

El colegio de Valencia que guarda algunas de las joyas más valiosas de la ciudad

Las curiosas imágenes de las maravillas futuristas que llegaron a Valencia con la Exposición Regional de 1909 (y desaparecieron con ella)

4 personajes con historia que dan nombre a 4 de las plazas más emblemáticas de Valencia

Ruta del bakalao: 30 fotos de los restos de algunas discotecas legendarias de Valencia (y un poco de nostalgia)

Las puertas de Valencia por las que no entrarás a ningún edificio (y sus curiosas historias)

10 experiencias inolvidables para volverse adicto a las Fallas (o acabar harto de ellas)

Los rincones de Valencia donde (aún) puedes encontrar a Vicente Blasco Ibáñez, su escritor más universal

El sorprendente origen de algunas expresiones de Valencia que no deberíamos dejar de usar

Seis palacios míticos de Valencia (además del Real) que ya nunca podrás visitar

El tesoro escondido que guarda uno de los lugares más misteriosos del centro de Valencia

La Valencia que solo podrás descubrir a unos metros bajo tierra

El arroz al horno: por qué Valencia se guarda el mejor secreto de su gastronomía

Descubre los edificios más altos de Valencia y por qué el tamaño no siempre es lo más importante

Por qué en las fallas de Valencia ardió una obra de Dalí 62 años antes de la declaración de la Unesco

Valencia y la imprenta: una larga historia de amor a los libros

La estación del Norte: qué la convierte en el mejor lugar por el que se puede entrar a Valencia

Las bandas de música: el tesoro que hace única a Valencia (y una propuesta para lucirlo más)

La Valencia árabe: esto es lo que queda de un pasado borrado

El largo periplo que convirtió al Jardí Botànic en un oasis en el centro de Valencia

¿Qué hizo Valencia con el manicomio más antiguo de Europa?

Graffiti en Valencia: 30 fotos de obras singulares que hay que salir a buscar en la ciudad

Por qué Valencia derribó sus conventos y la insólita historia de la iglesia que se movió piedra a piedra

El gráfico que te ayudará a entender los entresijos del Tribunal de las Aguas de Valencia

Cómo entrar al jardín secreto más popular de Valencia

Compartir