5 de los monumentos más insólitos que ocupan las calles de Valencia

Avión Parque Oeste Valencia

Compartir

No ocuparán un lugar destacado en las guías turísticas de Valencia y nadie presentará una candidatura para que la Unesco los declare Patrimonio de la Humanidad.

Son fuentes, esculturas y elementos con funciones aún por determinar que quizá intentan embellecer el espacio público y, sin duda, lo ocupan. Parques, rotondas, glorietas y paseos son su hábitat natural. O no, pero allí quedaron.

Sin ellos, seguramente, Valencia seguiría siendo Valencia, pero sin verlos alguna vez en la vida, no se puede decir plenamente que uno conoce la ciudad.

Elegimos cinco de estos monumentos insólitos, pero no son los únicos. Si vosotros, lectores, queréis compartir los vuestros, por favor, hacedlo sin miedo.

1.- La rotonda de los anzuelos: blanco y en botella. El monumento, ubicado en la rotonda del cruce entre el Bulevar Sur y la avenida Ausiàs March consiste en seis anzuelos plateados de grandes dimensiones dispuestos alrededor y dentro de una fuente. La obra fue realizada por la empresa encargada de construir la rotonda y da la bienvenida a quienes llegan a Valencia desde el sur. Lo bueno para quienes se encuentran con ella es que a partir de aquí, la ciudad solo puede ir a mejor.

2.- En otra categoría de lo insólito – en esa que causa la admiración de los niños y la extrañeza de los adultos- se halla el avión del Parque Oeste. Se trata de un F86F 40 que parece suspendido casi en vertical en un vuelo a escasos centímetros del suelo. El aeroplano militar, que voló de verdad entre finales de los 50 y principios de los 70, es un recuerdo de que los terrenos donde se construyó el parque pertenecieron al Ejército del Aire.

3.- La capa española tiene su merecido homenaje en Valencia desde 2012, concretamente en los jardines de la Glorieta. La sencilla escultura de bronce representa una capa española a tamaño natural sin unos hombros que la vistan. Fue un regalo a la ciudad de la Orden de Caballeros de la Capa Española de Valencia y es obra de su presidente, el abogado y escultor Carlos Verdú Sancho.

4.- R.I.P.I.O. No es una escultura ni una fuente y no es obra de autor alguno. Es, simplemente, un pedrusco que cayó de un camión y que nadie pasó a recoger. Díez Arnal data el acontecimiento hace unos 35-40 años, de modo que el dueño de la piedra no debe tener mucho interés en recuperarla. Está ubicada en el cruce de la Avenida Constitución y Doctor Pesset y alguien escribió sobre ella:”RIPIO. Ací caigué este cudol, s’ha quedat oblidat i tot el barri esta asustat pa no trencarse el perol”.Es quizá el “monumento” más imprevisto y abierto a interpretaciones de la ciudad.

5.- Antonio Ferrandis, nacido en Paterna, fue uno de los actores más populares de España, sobre todo por su papel de Chanquete en la serie Verano Azul. También fue el protagonista de “Volver a empezar”, la primera película española que ganó un Oscar, dirigida por José Luis Garci en 1982.

Desde 2003, dos años después de su fallecimiento, un curioso monumento rinde homenaje al actor en el Paseo Marítimo de Valencia. La obra es del escultor Rafael Orellano y representa una paloma levantando el vuelo con un Oscar en su espalda, entre las alas. A sus pies, una losa de piedra con un busto de bronce de Ferrandis de perfil.

Descrito así, sin calificativos, el carácter “insólito” del monumento puede parecer algo difuso. Les animamos a que se den un paseo por la Malvarrosa y saquen sus propias conclusiones.

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Lee la historia del escocés que quiso convertirse en valenciano y descubre algunos de sus retos:

El escocés que nos retó a encontrar 99 cosas que hacer en Valencia (además de subir al Micalet)

Los conflictos que separaban a algunos de los enemigos íntimos más famosos de la historia de Valencia

El colegio de Valencia que guarda algunas de las joyas más valiosas de la ciudad

Las curiosas imágenes de las maravillas futuristas que llegaron a Valencia con la Exposición Regional de 1909 (y desaparecieron con ella)

Siete artes (además de comer la mona) a las que dedicarse con devoción durante las fiestas de Pascua en Valencia

El insospechado lugar de Valencia donde volver a ser un niño de los 80

4 personajes con historia que dan nombre a 4 de las plazas más emblemáticas de Valencia

Ruta del bakalao: 30 fotos de los restos de algunas discotecas legendarias de Valencia (y un poco de nostalgia)

Las puertas de Valencia por las que no entrarás a ningún edificio (y sus curiosas historias)

10 experiencias inolvidables para volverse adicto a las Fallas (o acabar harto de ellas)

Los rincones de Valencia donde (aún) puedes encontrar a Vicente Blasco Ibáñez, su escritor más universal

El sorprendente origen de algunas expresiones de Valencia que no deberíamos dejar de usar

Seis palacios míticos de Valencia (además del Real) que ya nunca podrás visitar

El tesoro escondido que guarda uno de los lugares más misteriosos del centro de Valencia

Las (al menos) 6 delicias que no te puedes perder en los hornos de Valencia

La Valencia que solo podrás descubrir a unos metros bajo tierra

El arroz al horno: por qué Valencia se guarda el mejor secreto de su gastronomía

Descubre los edificios más altos de Valencia y por qué el tamaño no siempre es lo más importante

Por qué en las fallas de Valencia ardió una obra de Dalí 62 años antes de la declaración de la Unesco

Valencia y la imprenta: una larga historia de amor a los libros

La estación del Norte: qué la convierte en el mejor lugar por el que se puede entrar a Valencia

Las bandas de música: el tesoro que hace única a Valencia (y una propuesta para lucirlo más)

La Valencia árabe: esto es lo que queda de un pasado borrado

El largo periplo que convirtió al Jardí Botànic en un oasis en el centro de Valencia

¿Qué tiene que ver la mocaorà de Valencia con un decapitado que caminó kilómetros sin cabeza?

¿Qué hizo Valencia con el manicomio más antiguo de Europa?

Graffiti en Valencia: 30 fotos de obras singulares que hay que salir a buscar en la ciudad

Por qué Valencia derribó sus conventos y la insólita historia de la iglesia que se movió piedra a piedra

El sorprendente botín que Valencia se resiste a devolver a los franceses

El gráfico que te ayudará a entender los entresijos del Tribunal de las Aguas de Valencia

Cómo entrar al jardín secreto más popular de Valencia

Compartir